Estética dental

ESTÉTICA DENTAL

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son el tratamiento protésico con el que podemos conseguir el mejor resultado en estética dental con gran estabilidad a largo plazo.
Todo tratamiento en la boca debe empezar en unas condiciones de salud óptimas, la estética se consigue cuando tenemos unas estructuras sanas y que funcionan correctamente.

Comenzamos con un correcto diagnóstico, recabamos toda la información precisa en una primera vista, así como tus expectativas, analizamos el motivo por el cual requerimos de un tratamiento estético, porque hemos llegado hasta aquí, cual ha sido el desencadenante, para poder buscar la mejor solución a tus necesidades y para poder realizar un tratamiento que tenga predictibilidad y que sea estable en el tiempo.

¿En qué consiste el análisis y diseño de la sonrisa?

Con nuestro tratamiento de análisis y diseño de la sonrisa tomaremos los registros necesarios para que un equipo de especialistas en cada área de la odontología analice su caso de manera personalizada.
En nuestra clínica dental realizamos las siguientes acciones en la aplicación del tratamiento de análisis y diseño de la sonrisa:
• Un estudio fotográfico.
• Toma de modelos de su boca.
• Montaje de estos modelos en un articulador semiajustable que reproduce los movimientos de su boca.
• Análisis de sus encías.
• Estudio radiográfico. (ortopantomografía y periapicales)
Dependiendo del caso sus necesidades, pueden no solo enfocarse en la especialidad de la estética, por eso nuestro equipo de especialistas tenemos reuniones clínicas todas las semanas, donde estudiamos los casos en conjunto para establecer un plan de tratamiento completo interdisciplinar.

¿Cómo son las carillas dentales?

Son finas láminas de porcelana de entre 0,3 mm y 1 mm de grosor que se adhieren sobre la superficie del diente.
La porcelana es un material ideal para su uso en odontología. Es un material estético, translúcido y altamente biocompatible.
Estas propiedades le confieren un mimetismo perfecto con el diente natural, haciéndolas prácticamente imperceptibles a los demás.
Estas láminas de porcelana están firmemente adheridas a la superficie dental con una resina compuesta, estableciendo una unión tan fuerte que una vez cementada es necesario romper la carilla para poder quitarla.

¿En qué casos están indicadas las carillas dentales?

Mediante el tratamiento de carillas dentales, usted podrá solucionar problemas de forma, tamaño y color de sus dientes, incluyendo aquellos en los que usted haya destruido sus dientes por apretar o rechinar debido a un problema de bruxismo.

El avance en el desarrollo de materiales y técnicas, nos permite hoy en día realizar un tratamiento muy conservador, donde cada vez es menos necesario tocar el diente, y unos resultados estéticos excepcionales y lo más importante muy estables con el paso el tiempo.

¿Cómo se realiza el tratamiento con carillas dentales?

Cada caso se diseña y planifica de manera totalmente personalizada.
Antes de comenzar con un tratamiento de carillas de porcelana, le realizaremos un minucioso estudio estético, en el que valoraremos sus proporciones faciales y su sonrisa para poder establecer el tamaño, forma, textura y color idóneo para conseguir una buena estética y función de la restauración.

Después de este estudio y antes de comenzar el tratamiento de carillas dentales, realizaremos una prueba estética (mock-up) de manera directa en su boca a modo de simulación, donde podrá ver cómo quedará el tratamiento definitivo antes de
empezar.

Una vez que el resultado en esta prueba estética sea satisfactorio, podemos comenzar con el tratamiento de carillas de porcelana.
Las carillas de porcelana se colocan mediante un procedimiento indoloro y mínimamente invasivo en el que se realiza un tallado mínimo de las estructuras dentales.

ESTÉTICA DENTAL

Carillas de composite

Las personas que tienen algunos dientes deformados, con manchas o decoloración grave o han perdido parte de algún diente por distintos motivos, pueden mejorar el aspecto de su sonrisa gracias a las carillas de composite, que mejora la forma y el color de la dentadura.
Los tratamientos que emplean carillas de composite son prácticamente trabajos artesanos, ya que el especialista debe hacer una labor manual y artística que se traduzca en una sonrisa natural, que combine a la perfección dientes naturales con carillas y sin ellas sin que los demás noten la diferencia entre unos y otros.

Elaboración de las carillas sobre el diente Tras el examen inicial, debes saber que la colocación de carillas de composite se hace en una sola visita. Como es un tratamiento indoloro, en la mayoría de las ocasiones ni siquiera es necesario que se te aplique anestesia alguna.
Antes de comenzar con el ‘trabajo artesanal’, se limpiarán y aislarán todos los dientes en aras de evitar que estos se contaminen con sustancias como la saliva. Así nos asegurarnos una buena adhesión del material.
Posteriormente se aplica el adhesivo que unirá el composite al diente y seguidamente se colocan capas muy finas de resina compuesta que se modelan de manera manual sobre los propios dientes con el objetivo de darles la forma deseada y más en consonancia con el resto de tu boca. Al finalizar cada capa de composite, se polimeriza con una luz de LED que lo endurece y asegura su duración permanente.

Finalmente se pulen todas las piezas tratadas para dejar las carillas de composite con un aspecto natural, brillante y, por supuesto, suave al tacto con la lengua.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es el tratamiento más conservador y menos invasivo para tener una sonrisa más blanca, luminosa y atractiva.

El blanqueamiento dental forma parte de toda la planificación estética de la sonrisa, como tratamiento individual o previo a otros tratamientos restauradores directos o indirectos. En la actualidad el blanqueamiento dental es un procedimiento no invasivo que presenta evidencias científicas suficientes para una aplicación clínica segura.

Es un tratamiento que siempre se debe realizar en condiciones de salud oral óptimas, no debe haber ninguna caries, no debe haber ningún problema en las encías, como gingivitis y sobre todo la estructura dental debe estar limpia y no presentar sarro.

Por eso es de vital importancia la revisión y el diagnóstico previo de un odontólogo. El profesional debe ser el que compruebe que todo se hace adecuadamente, que no se está utilizando demasiado producto y que monitorice y siga el tratamiento de forma directa.

¿El blanqueamiento dental es doloroso?
Normalmente, no es doloroso. Es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría.
Además, sabiéndolo se puede pretratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto.
Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea.
En ocasiones es necesario hacer algún tipo de medida ya sea referente a modificar la pauta de tratamiento o utilizar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad se atenúe y llegue a desaparecer.

¿El blanqueamiento dental daña el esmalte?
Una leyenda es que puede dañar el esmalte, pero si el blanqueamiento dental se efectúa de forma correcta siguiendo las instrucciones del dentista, se emplea un producto seguro, con una regulación sanitaria, no es peligroso, es decir, no se daña el esmalte si se administra correctamente.

¿Cuánto dura el resultado del blanqueamiento dental?
Uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes es el paso del tiempo. Si se blanquea un diente, con el tiempo volverá a oscurecerse (no como al estado inicial pero sí se oscurecerá).
Para que ese grado de blanqueamiento perdure en el tiempo se deberán tomar medidas de mantenimiento, incluso, con el tiempo, algún retratamiento. Por otra parte, hay alimentos y bebidas que influyen en el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento dental pero realmente lo que más influye son tomar medidas higiénicas inadecuadas.

Debemos evitar bebidas que manchen y si no es posible realizar un buen cepillado tras la ingesta, así como controlar las dietas con alimentos con mucho colorante.
También debemos evitar fumar. Pero si fumas, el blanqueamiento dental puede ser mucho menos eficaz. En las personas que fuman o mascan tabaco, combinado con una mala higiene bucal, es más fácil que el diente se oscurezca.

¿Cómo funcionan y cuáles son los agentes blanqueantes?
Básicamente existen dos productos para el blanqueamiento dental: el peróxido de hidrógeno y el peróxido de carbamida, en los cuales el peróxido de hidrógeno es el agente activo en todas las reacciones.
El peróxido de hidrógeno en contacto con la estructura dentaria actúa como un fuerte agente oxidante, formando radicales libres y moléculas de oxigeno reactivas. Estas moléculas tienen un peso molecular bajo y son capaces de penetrar en el interior del diente (esmalte y dentina) para alcanzar los pigmentos oscuros.
Estos pigmentos oscuros tienen un alto índice de absorción de luz, que hacen que se absorba la luz emitida sobre el diente y les confiere un color más oscuro a los dientes.
El agente blanqueante lo que hace es disminuir el tamaño de los pigmentos oscuros, aumentando el índice de reflexión de la luz emitida sobre el diente, que pasa a tener un aspecto más claro.
El peróxido de carbamida en contacto con el agua se descompone en peróxido de hidrógeno y de urea. La urea consigue un ambiente con ph más básico, aumentando el ph del medio facilitando así el proceso de blanqueamiento.
Una característica importante que influye en su indicación clínica es la reacción lenta de radicales libres, entre 3 y 4 horas, lo que hace aumentar su tiempo de acción blanqueante sobre el diente a diferencia del peróxido de hidrógeno.
Existen diferentes concentraciones de estos productos, la indicación de cada uno de ellos variaría del paciente y el caso de discoloración en concreto.

¿Cómo se realiza el blanqueamiento dental?
Existen diferentes técnicas, la elección de una de ellas dependerá del caso en concreto, y de la situación clínica inicial.

Blanqueamiento en clínica dental con luz led:
Consiste en una sesión de 45 minutos , se aplica el gel blanqueante sobre los dientes, peróxido de hidrógeno al 35%, este gel es muy potente, y puede dañar las encías, por eso es muy importante antes de colocarlo, aislar bien todos los tejidos blandos para que no se produzcan daños.
El resultado después de esta sesión es inmediato, pero para que sea estable y dure en el tiempo se debe combinar con un blanqueamiento ambulatorio o en casa, en este caso con peróxido de carbamida al 10 o al 16%.

Blanqueamiento dental ambulatorio:
Se realizan unas férulas a medida, en este caso, será peróxido de carbamida al 10% o al 16%.
El tratamiento se hace en casa, se colocará el producto en estas férulas a medida, y dormirá toda la noche con el producto en contacto con sus dientes.
La duración del tratamiento dependerá de cada paciente en concreto, por norma general será de un mes, pudiéndose alargar o acortar según el caso en concreto.
La realización únicamente del blanqueamiento ambulatorio, presenta ciertas ventajas: es más económico, se consiguen los mismos resultados, y en muchas ocasiones mucho más estables en el tiempo, pero la mayor ventaja es la prácticamente inexistencia de sensibilidad dentinaria durante el tratamiento.

Combinado:
No solo conseguimos lo mejor de ambas técnicas sino que los resultados de ven potenciados. Primero se realiza el blanqueamiento con lámpara de luz fría y se termina en casa con el blanqueamiento ambulatorio. Está demostrado que esta es la técnica más eficaz y de resultados más duraderos.

Blanqueamiento interno:
Está indicado para aquellos dientes que puntualmente se han oscurecido, sea después de un tratamiento de conductos (endodoncia) o porque se han infectado.
El tratamiento consiste en blanquear el diente desde el interior. Se realiza en dos sesiones. En la primera sesión se abre el diente por detrás, se sella bien el tratamiento de conductos (endodoncia), se aplica un agente blanqueante que se deja dentro del diente. A continuación de coloca encima un empaste provisional hasta la segunda cita una semana después donde se decidirá si se repite el proceso o el color del diente es el esperado y se coloca una obturación definitiva

¿Todos los dientes responden igual al blanqueamiento?
Los tratamientos de blanqueamiento dental no funcionan igual en todas las personas.
Por ejemplo, no suelen ser efectivos en fumadores constantes, personas que toman 2-3 cafés o tés al día o en aquellos que habitualmente toman vino tinto, pero existen otras opciones de tratamiento para lucir unos dientes blancos y radiantes como las carillas de porcelana o de composite.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies